miércoles, 5 de junio de 2013

31 de mayo 2013, conociendo al Padre Paolo Paulaner

Programa 231, "los de la obra lo han dejado lisa y llanamente" @mara_tk #marafraseando

Típico programa en el que creíamos que íbamos a estar poca gente y al final tuvimos el estudio lleno. Con Negro de nuevo en los mandos, preveíamos la asistencia de Ruben y Miguel solamente, así que reclutamos al Señor Conejo para que nos trajera su enriquecedora sección "Conejo en Salsa". Pero unos minutos antes de empezar el programa aparecieron dos nuevos miembros del programa con sus componenetes adosados. Nos referimos al convaleciente Peke y a Koldo, que suspendió su expedición al Himalaya por el txirimiri. Así que llenazo...

Y ahora vamos a contar lo que sucedió realmente en el estudio, que os servirá para entender la filosofía del programa. Decir que para estas confesiones creamos este blog, . Pues bueno, cuando llegaron Koldo y Peke estábamos repasando como iba a quedar el orden y la secciones de cada uno. Negro decia que no tenia gran cosa y que prefería centrarse en la realización del programa y no despistarse, así que en lugar del "Futuro es Negro" decidimos hacer "La Epístola Radiofónica", que hacia tiempo que no haciamos, comentando la noticia de los ocho religiosos que están aleccionando en Madrid para ser exorcistas. Bien, de acuerdo todos... el Padre Patxi Franziskaner y Sor Fregonetta de la Rueda Antxa preparados... en ese momento Koldo abre la bolsa de plástico que trae y descubrimos que son cervezas de trigo. La verdad que la bondad de Koldo es infinita y muchas veces de las que viene al programa nos obsequia con unas ricas Franziskaner, pero esta vez... que ven nuestro ojos, no son Franziskaner, son Paulaner... ummm que ricas.

Total que empezamos el programa con nuestro blojodagila, la tertulia conquense, quejidos y quebrantos... y en uno de nuestro descansos musicales le planteamos a Koldo que para estirar un poco la noticia podríamos crear un personaje que fuera el adiestrador de exorcistas que ha ido de Roma a Madrid para dar clase a los futuros exorcistas. Y que en un momento dado habia venido de visita al monasterio donde habitan Patxi y Sor Fregonetta. De acuerdo...¿y como se podría llamar?... miramos todos a nuestras cervezas... ya está, Paolo Paulaner... pues dicho y hecho. Koldo recoge el guante y empieza el txou, un txou inprovisado en el contenido, pero no en el continente, que lo acabábamos de preparar un momento antes. Es más, se va notando como la voz de Paulaner va cogiendo identidad segun avanza el programa, ya que no hábiamos ensayado ni nada.

Bueno, pues con esta batallita no os damos más la chapa. Esto es un ejemplo de lo maravillosa que es la radio en directo. Salud y hasta la próxima.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada